tituloligth.png

Paulina Kim Joo

Paulina Kim Joo (1990) Licenciada en Artes Visuales en la Pontificia Universidad Católica de Chile (2014). Muestras individuales: “Maul”. En Biblioteca Viva Norte, Mall Plaza Norte. (2014). Muestras colectivas: “Arte Cosplay 2”. Exposición Colectiva. Jardín japonés, Buenos Aires. (2014);  “Episodio 9”. Exposición Colectiva. En Espacio Pera de Goma, Montevideo, Uruguay. (2014); “Artist’s Alley”. En Minami Convention, Inacap sede Temuco. (2014); “Un esquimal con un zorro blanco que acaba de cazar. Imágenes de Chile”. En Galería Latinoamericana en Casa de las Américas de Cuba. (2013); “Galeria 13” en muestra de jóvenes fotógrafos emergentes. (2011)

 

 http://wunderkammerist.tumblr.com/


 

¿Cuáles fueron tus primeros acercamientos a las artes visuales?

Honestamente, yo no sabía nada de arte. Inicialmente quería estudiar diseño gráfico, pero no me gustaba tener que hacer siempre lo que otra persona quería. Entonces ingresé a artes, porque a mí parecer el artista hace lo que él quiere. Y en la Escuela me empecé a meter más en el tema.

Medios utilizados.

Son el dibujo y la fotografía, aunque ahora cambié más a las manualidades, a la “artesanía”. Hacer mucho objeto, ir mejorando, hacer el adorno.
A mí me gusta el animé, entonces yo dibujaba mucha animación... entré en la Escuela de Arte sabiendo que eso no lo podia usar, porque no está catalogado dentro del campo del arte, tiene mucha estigma. Al entrar me regalaron una cámara fotográfica y le agarré mucho el gusto. Ahí empecé a trabajar todo en foto. Luego comencé a derivar al dibujo para generar la propuesta de fotografía. Hago los sketchs, los conceptos y luego veo cuales son más realizables o qué materiales tengo a mano para pasarlos a otro tipo de imagen.


MAUL

Maul significa aldea en coreano. Yo trabajaba los problemas de género en el autorretrato, me gusta el tema del andrógino porque acá en la casa,  al ser mujer puedes hacer algunas cosas y otras no, y eso me molestaba mucho cuando chica y pensaba a veces “ojalá hubiese sido hombre”. Tomé unos ramos de coreano en la universidad y ahí aprendí temas históricos, como los temas de inmigración, un sistema de jerarquías en el hogar, confucionismo y cultura antigua de Corea. Pero cuando viajé a Corea me di cuenta que no había nada de lo que habia estudiado, al menos no en Seúl. Entonces acá vivimos una cultura aislada que no existe en el país de origen. Ahí decidí inventar una aldea para jugar con esto, y hacer personajes para llenarla de a poco.

 

 

Sobre el viaje a Corea

Mi mamá viaja de vez en cuando a comprar cosas. Y necesitaba resolver el tema de los muebles, porque los empecé a idear de madera y la gente me empezó a decir que se veían de verdad, pero son de mentira. He ido dos veces, pero la primera vez no vi todo lo que yo quisiera. Con mi mamá fuimos a su pueblo natal, fuimos a unas montañas… tengo todo un cuento de que nunca me sentí muy coreana cuando fui; me decían que parecía gringa, la sociedad es muy homogénea, solo por la ropa que yo usaba se notaba de que no era de allá… ahí recordaba que mi papá me contaba que lo único que se parecía a cuando él era chico era el color de las montañas.
El viaje me sirvió para ver que yo no tenía mucho que ver con allá, encontré el tema de los muebles, y me sirvió para concretar lo que yo había leído en los cursos de coreano.
Sobre el diseño y pintura de los muebles, muchos son casi todos experimentos, porque como son de cartón forrado, aun estoy limitada a la medida del cartón. Entonces voy jugando para que no se note tanto que son de la misma medida. La pintura es de lápiz pasta y témperas, no tiene gran ciencia. La acuarela es cómoda, se seca rápido, puedo abarcar grandes espacios y el lápiz pasta es muy cómodo, me acostumbré a usarlo para dibujar.

IOYA

Significa mujer. Es el nombre de la serie de autorretratos, que en un principio era de hombres y mujeres, pero fisicamente no me resulta bien ser hombre. Finalmente fueron puras mujeres.


¿Por qué tú, y no alguien más?

Tiene que ver con la facilidad de trabajo. No tengo que concertar con alguien, me pruebo yo misma los accesorios, las tomas las hago sola, tiene que ver con una cosa práctica y con una invención que es mía, entonces es lógico que la pueble solamente yo.

Temáticas

Bueno, el orientalismo y el cosplay, que es aparte. Estoy tratando de hacerle un espacio a este último para que se publique. Tengo amigos que aprendieron temas de hacer armaduras, tengo amigas de diseño de vestuario que se dedican a eso, mi idea es presentarlo y postular con las fotos como género fotográfico emergente.

Acerca del Cosplay

Yo soy Otaku, y he aprendido mucho de fotografía haciendo fotos de eso. Tiene mucha influencia con lo de los personajes. Así empecé hacer fotos y a trabajar en eso haciendo sesiones a la gente en los eventos.

Lo utilicé como referente dentro de la memoria de grado, por el tema de hacer artefactos. En cosplay se usa mucho hacer objetos de cartón pero que se vean de verdad. Yo lo hago de ñoña, no soy un espectador, estoy dentro.

¿Cómo superas el prejuicio que hay respecto al Cosplay?

Hay eventos que crean un espacio protegido, ya no se genera sólo entre amigos. Ahora con los eventos el tema es super masivo, lo que me pone muy contenta, porque ha aumentado de nivel y me parece bien que la gente no esté tan escondida. Así que ahora ya no es tan complicado como antes, la gente se ha acostumbrado.

¿Qué piensas del concepto de artista? ¿Te incluirias dentro de esa clasificación?
 
Tengo problemas con los estereotipos y los prejuicios. Todavía está muy cerrado, no me gusta tanto la palabra artista porque hay gente del medio que se creen el cuento y creo que lo representan super mal… gente que tira mucho la pinta y no trabajan tan bien. No me gusta asociarme a eso. Prefiero ser catalogada como fotógrafo, dibujante, artesano, cualquier cosa por ahora. Aparte dentro del concepto de artista está todo el tema de las galerías y yo no trabajo con eso. El artista apunta al arte contemporáneo y yo me siento parte del diseño y los ilustradores. En realidad yo no tengo un discurso tan potente a partir de la teoría, Maul es una historia personal, no tengo un paper al respecto (risas).

Tus referentes

A mí me gusta mucho la ilustración. En el tema de Maul estoy usando mucho la fotografía antropológica, por un tiempo me fui mucho a la foto de moda, los profes me decían esto es vogue (risas). Por eso ahora estoy volviendo a la foto antropológica. Me gustaba mucho Mariko Mori y Yasumasa Morimura. También gente que trabaja con el gabinete de curiosidades, (Wunderkammer). Además, Fontcuberta, que trabaja con el tema de la mentira documentada. Él montó una exposición en los museos que pareciera que hay una aldea de verdad, un hallazgo ecológico pero es todo mentira. Yo quería hacer algo parecido pero que se notara al tiro que es mentira. Y además de ellos, en general, muchos ilustradores.

Respecto al espectador ¿qué esperas de él?

He preguntado a harta gente que ha ido a ver Maul, qué les gustaba. Pero igual yo daba una pista de que era una historia personal. Pero en el fondo lo que más quiero es que se de cuenta de que es un mundo inventado, no espero que entiendan la historia personal, porque es muy rebuscado. Todo es ficción y habla de un mundo mental, y yo me quedo conforme. No es muy ambicioso. Yo lo hago también por un encanto estético, porque es bonito, entonces si les gusta y alguien ve algo más de que sea bonito, genial.