tituloligth.png

María José Ayarza

María José Ayarza (Santiago, 1991) Titulada en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Se especializó en videoarte y síntesis y procesamiento de música electroacústica completando el certificado académico para dicha disciplina en la misma universidad.A trabajado en diversos proyectos audiovisuales chilenos en el departamento de arte, incluyendo la película Chilena “Naomi Campbell”  y diversos cortometrajes y videos musicales. Ha expuesto en diversas ciudades como Barcelona, Hospitalet y La habana y es representada desde 2012 por la galería española Ob-art. Obtuvo el premio “Cemento negro” por su video “Sonata a 10 orgasmos” para la bienal de arte y sexo “El dildo roza” y su trabajo ha sido expuesto en UMBRALES.

 

chiniayarza.com


Partamos conversando acerca del video. ¿Cómo llegaste al medio y qué significa para tí?

En una entrega de taller se me ocurrió que era más rápido llegar a la idea que quería expresar representándola en el tiempo. No sabia mucho de video, pero como entendía más de sonido y de música, empecé a trabajar mucho el paneo sonoro y hacer imágenes simples. Luego tomé ramos para especializarme en el área del video y el sonido y desde ese momento siempre me dediqué al video.
En el proceso fui cambiando mucho de temas, hasta llegar al trabajo con footage televisivo y la música. Comencé deconstruyendo videoclips, mostrando plagios en la historia musical, robos que hace la raza blanca a la raza negra, entre otras cosas que aprendí en los ramos de edición de sonido. Eso me interesó por dos años. Actualmente desarrollo la temática respecto a la representación de género en la publicidad televisiva .

¿Te acercaste al video por la música, más que por el video en sí?

Podría decirse que la música tenía que ver con la inmediatez que necesitaba para articular mis planteamientos. En la imagen detenida no estaba logrando reducir o canalizar las inquietudes que tenía, era lenta para trabajar, necesitaba más tiempo que mis compañeros, necesitaba un tiempo en que se desarrollara una cierta acción, una progresión.

En tus últimos trabajos hemos visto una imagen televisiva que tú describes como una imagen mediática. ¿Qué significa que una imagen sea mediática?

La imagen médiatica parece encontrarse entre la idea que tenemos de algo y la realidad acerca de ese algo. Gracias a los medios de comunicación y en particular el marketing y la publicidad, se a generado una monumental red de imágenes intangibles que consumimos como lo real, al tiempo en que este artilugio ya esta siendo modificado en algo aparentemente mejor o más avanzado.

En el caso específico de la imagen televisiva me basé mucho en una investigación que hice de ciertos preceptos publicitarios, la investigación se centraba en la publicidad o la imagen mediática que se hace sobre la mujer. Me interesaba mucho tomar este código y resignificarlo, burlarme de cómo funciona o hacer una especie de sátira porque siento que con humor a veces entran mucho más fácil los temas tabú. Para no ser tonta grave sentí que era importante usar un poco de humor en una serie de trabajos. De ese modo entraba de una manera más directa o transversal a la reflexión acerca de la mujer en la publicidad, de lo verdaderamente rídiculo e inverosímil que es la representación actual. 

Eso lo llevaste a cabo en producto nacional...

Específicamente este trabajo consistió en un video de mi misma en pijama viendo televisión por 24 horas, viendo comerciales y programas que estaban enfocados hacia la representación de la mujer como un producto sexual. Entonces, el trabajo consiste en que cada vez que aparece una de estas representaciones, me transformo en estas, me personifico y muevo los labios como si las voces del comercial saliesen de mi boca. Así se hace una representación espejo.
Aquí importa el contraste entre esta vida de ensueño que presentan estas publicidades y mi realidad que no me he movido de la cama en todo el día.


Hablemos sobre tus trabajos en La casa de las Américas.

Junto a otros videoartistas presentamos trabajos bajo el grupo MICH (Museo Internacional de Chile). La muestra consistía en una representación personal de como veíamos Chile, visión que luego iba a ser mostrada en La habana, Cuba. Seleccionaron dos trabajos míos, uno de los cuales era sobre las noticias y la cultura del miedo, el cual consistía en dar cuenta de los cambios abruptos que hacen los presentadores de noticias al momento de cambiar de tema.  Y el segundo trabajo se llamaba: No nos moverán. Este consistia en un cruce entre un footage de la fanáticas de Justin Bieber esperando a que toque su ídolo en el Estadio Nacional, mezclado con la canción: No nos moverán de Nuevos Tiempos.

Sonata diez orgasmos.

Es un trabajo que presenté para la Bienal de Arte y Sexo en Dildo Rosas, específicamente en la parte del festival que se desarrolló en el Cine Capri, donde se presentaron diversos trabajos de videoarte enfocados en la contracultura sexual post porno, la divergencia sexual, etc. En su momento mi trabajo tuvo un grado de controversia ya que fue hecho con imágenes de porno heteronormativo. Usé caras de mujeres llegando al orgasmo o fingiendo el orgasmo, para generar un collage tanto visual como musical. Hice calzar las bocas de estas mujeres con una canción que son como voces, meramente vocal (lipsing).
Este trabajo lo veo como una manera nuevamente de resignificar a la mujer como dispositivo de cosificasión, comprendiendo la falta de humanidad y realidad que pudiese haber en este tipo de material.

 ¿Cómo comienzas una obra y cómo sigues?

Anoto mucho cuando me estoy por quedar dormida, en la vigilia. Generalmente las ideas vienen enteras y sin mucho sentido, me cuesta un poco tener procesos, por lo que en la misma construcción del trabajo van apareciendo distintos modos de trabajar.

Mucho trabajos parten de una observación. Grabo los programas o comerciales televisivos, y veo qué se puede hacer con eso. Trato de analizar y ver qué hay en ese tipo de lenguaje, cómo tratan las noticias las catástrofes o una muerte... y después como esas mismas temáticas se emplean en programas de entretenimiento. Todo eso me interesa.
También trabajo con temas más contemporáneos que tienen que ver con internet, como la selfie, los tutoriales, las listas de las 42 cosas, etc. Ver ese tipo de acciones desde una perspectiva artística es bastante interesante.

Respecto a los referentes ¿cuáles tienes?

Por lo general son directores de cine y videoartistas en sí. Pipilotti Rist, Candice Brest… sobre todo esta última. Ella tiene trabajos en que borra los fondos de las peliculas, dejando solo al actor. Esa descontextualización del personaje es interesante, ya que este pierde mucho. Uno se da cuenta, por ejemplo, que Brad Pitt no actúa muy bien, o por lo menos cuan necesario es el resto de la información para articular dicha narrativa.
Me interesa la gente que revoluciona su propio lenguaje y entiende el arte como algo mucho más complejo, interdisciplinario, y que mientras más lo sea más va a atraer a la gente y llevarla a cuestionarse las cosas de modo más hipertextual (es decir, del mismo modo como se revoluciona el transcurso lineal del libro al de múltiples polaridades no lineales, presente por ejemplo en internet). Personas que se supeditan a su lenguaje, comprendiendo las condiciones pero extremando sus posibilidades, ojalá hasta rozar otros lenguajes y comprendiendo la materialidad como núcleo del concepto de obra.

¿Qué reacción esperas del espectador cuando se enfrenta a un video tuyo?

Yo creo que para mi eso siempre ha dependido del público. Por ejemplo, acá en Chile me he presentado más en circuitos contraculturales o marginales. Pero en general el circuito de los museos me molesta un poco, es críptico para mí y siento que se aleja de la gente, a diferencia de otro tipo de eventos más interdisciplinarios, algo que la gente pueda tener vivir como experiencia, y que no quede solo en la anécdota personal de un artista. Me interesa generar trabajos que se articulen por capas, en el sentido de que sean muy sencillos en primera instancia y a la vez este la posibilidad de profundizar si se quiere hacerlo, esta abierto al interés que provoque en el espectador. Espero sí, que se entienda el sarcasmo, y hasta ahora no me e visto decepcionada. La gente sabe como están las cosas, no es tonta.