Cierre del proyecto Muros que hablan: barrio Brasilia

Muros que hablan es un circuito de murales que retratan la identidad de la población Brasilia. Esta primera etapa, desde octubre a marzo 2017, consistió en la instalación de 8 obras de gran formato, con la técnica de pintura en azulejos al horno de alta temperatura. Los lugares del barrio elegidos revestían de un significado particular para la comunidad y los diseños se elaboraron a partir de reuniones y entrevistas con los vecinos.

 

Esta residencia de Santiago es Mío se realizó a partir del trabajo colaborativo con vecinos interesados en el arte, quienes formaron una agrupación que participó desde un inicio en el proyecto. Así, este proceso, desde la creación hasta la instalación de murales, se constituyó como un espacio comunitario, tanto en la decisión sobre las locaciones como en el montaje y en la pintura. Finalmente los miembros de la agrupación y los vecinos individuales que nos ayudaron se convirtieron en ejecutores activos del proyecto.